PORTADA POLITICA SOCIEDAD ECONOMIA DEPORTES EDUCACION ESPECTACULOS GUIA INMUEBLES
Perio
15:41:29 | ESPECTACULOS
Cine triple X
Nuevo paradigma para el porno Nacional

El realizador argentino de cine triple X, creador de la productora LPSexxx, César Jones, manifestó que pretende "generar un circuito estable en Buenos Aires donde proyectar películas porno". La intención del director se expresó en el marcó de la presentación de su decimocuarta obra, “Zorra”.
El nuevo film “Zorra” ofreció su premiere en Zoso, un videobar de La Ciudad de Buenos Aires. La organización de la presentación privada de la nueva película que lanzó LPsexxx realizaciones estuvo en manos de su director y los colegas del género triple X, Tony Panero y David Bellini
Tan claro como el sol que se filtra entre el follaje de los árboles otoñales, emerge “Zorra”; la personificación de una hembra desprovista de un aval mojigato, concretamente centrada en la fuente de vida más natural de la especie: la sexualidad.
Luego de un año de labrar su trabajo como buen agricultor, el emblemático César Jones recoge la cosecha con la que pretende alimentar a un vastísimo flujo de degustadores del cine triple X argentino de impronta autoral, tanto a nivel nacional como internacional.
“Zorra brotó como una respuesta a la película anterior `…. Y el sábado, sexo’ ”, explicó Jones. Esto teniendo en cuenta que cada película que la cara visible de “LPSexxx” realizaciones edita, transita por el estado de ánimo que va vivificando su director. La diferencia de “Zorra” con la obra anterior es abismal. Si bien las películas no son autorreferenciales, el período emocional particular por el que atraviesa César Jones siempre recubre la historia que cuenta en sus films.
“Y el sábado Sexo” es una película donde su protagonista atraviesa un estado psicológico angustiante, mientras que “Zorra” encuentra la sexualidad como vehículo para narrar la predisposición de las personas al placer en el sentido más hondo y pleno. Cesar Jones definió su decimocuarto film como “una película de ánimos ascendentes, una suerte de celebración de la sensualidad y de los goces y los misterios que el sexo puede proveer”. De alguna manera, el estado emocional que rezume el film acompañó su propio proceso vital y ayudó a generar “una percepción más saludable de la aventura de vivir”, alegó su director.
Desde el punto de vista narrativo, la obra del cineasta platense, a través de su sinopsis, supone que todo lo que vemos en pantalla es el resultado de las imágenes mentales que se le extrajeron a un sujeto voluntario en un experimento paracientífico, por el cual se ha colocado a esta persona en un estado sostenido de duermevela erótica, lográndose esto a través de la emisión de estímulos audiovisuales, restricción del acto masturbatorio y de cualquier contacto con otros sujetos y suministro de una serie de drogas en dosis controladas, para de este modo extraer, decodificar el material audiovisual proveniente de esa mente en ese estado alterado y calenturiento. Es como si estuviéramos accediendo de manera directa a las visiones provocadas por la mente manipulada de ese sujeto que desconocemos. Por eso la película está llena de realidades aparentes y de otros accidentes geográficos de la conciencia que no podemos reconocer ni en la vigilia ni en el sueño profundo.
La cita que se llevó a cabo en Caballito, antes de media noche, en un recóndito videobar de fachada setentista y luces tenues, congregó a los integrantes del elenco de “Zorra”, actores y actrices porno, realizadores triple X y colegas de otros territorios cinematográficos.
Entre ronda de copas, posters de Jimi Hendrix, Led Zeppelin y la mixtura de una pancarta de The Wall en ligazón con la musicalización del ambiente con High hopes, The Division Bell de Pink Floyd, se atestaba de gente el recinto. No faltaron las rubias sexis- como animadas imágenes de revista-, ni las parejas a los besos desprovistas de timidez, y tampoco las redondas mesas de la hombría madurez. Cámaras en “on”, luces y acción para el comienzo de la función de la decimocuarta película de Cesar Jones.
“Zorra” salió del cajón y se proyectó ante un auditorio repleto. Muy pocos espectadores se perfilaban por fuera del género pornográfico. Si bien Buenos Aires no exhibe un circuito de proyección estable para las producciones del género triple X, el ambiente que logró forjar el film estuvo lejos de la hojarasca impúdica u ofensiva e intentó recrear una base para establecer lo que podría llegar a considerarse un nuevo estadio para la filmografía pornográfica en Buenos Aires. La atención de los espectadores no menguó con la secuencia de las imágenes de sexo explícito, aunque los susurros con el ser más contiguo fueron práctica corriente entre los presentes.
Entre el ferviente público estuvo el guitarrista de Los Abuelos de la Nada y de La Máquina de Hacer Pájaros, Gustavo Bazterrica, el pornógrafo Alejandro de Marco, Tony Panero, Mario Marinho, la actriz Debora Pratt, Ana Touche, además de los integrantes del elenco de “Zorra” y representantes de diversos medios periodísticos.
Inmediatamente finalizada la proyección de Zorra, el material audiovisual quedó disponible en formato virtual en la Web LPsexxx, y en formato DVD para Argentina y países limítrofes, distribuido por Buttman Argentina.
Esta particular promoción empuñada con “Zorra” prometió generar un espacio para más revelaciones de acontecimientos hardcore en el ámbito del cine codificado nacional, por parte de quienes no vacilan en considerarse como los contemporáneos realizadores de triple X de Argentina.


Melissa Orsi
Escuchar Nota Compartir Comentarios:

Mensajes total: "0"
 
Nombre
 
  URL/E-Mail
 
  Mensaje
 
 

 © 2009-20010 Buenos Aires - Argentina

Documento sin título
DESTACADOS:
Contactenos| Staff| Archivo

Periodico del Oeste Informacion del Oeste del Gran Buenos Aires - La Matanza - Moron - Merlo - Tres de Febrero - San Martin Informaci?n del oeste del gran buenos aires , Noticias con objetividad, Marco Diaz Ing sistemas madsoft, Universidad Nacional